google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: El Ayuntamiento deja de cobrar 300.000€ por exenciones del IBI a la Iglesia Católica Google+

19 de septiembre de 2014

El Ayuntamiento deja de cobrar 300.000€ por exenciones del IBI a la Iglesia Católica

IU propondrá una asociación de municipios para cambiar leyes nacionales

Los ayuntamientos no tienen autonomía para hacer leyes. Su obligación es cumplirlas. Pero muchas perjudican sus intereses y su economía. Una prueba de ello son las exenciones en el IBI respecto de la Iglesia Católica. Es mucho dinero el que los ayuntamientos dejan de ingresar por las leyes estatales que regulan las exenciones de este impuesto, además del concordato. Pero hay otros casos como el de las telecomunicaciones donde el Gobierno ha aprobado que las antenas de telefonía no tengan necesidad de licencia por parte de los ayuntamientos. Los ayuntamientos tienen que defender sus intereses frente al Estado.

La financiación de la Iglesia Católica es un tema harto debatido en la sociedad. Los datos que se aportan al respecto son de la ONG “Europa Laica”. Son datos absolutamente contrastados sobre los que se puede y se debe opinar. Pero los datos son información. Y sin ellos la opinión se debilita.

Entendemos desde el Grupo Municipal de IU que hay leyes de carácter estatal que perjudican notablemente las arcas municipales. Las leyes hay que cumplirlas, pero en el caso de las exenciones de impuestos, lo que no pone uno lo pone otro; es decir, si bonificamos un impuesto por un concepto, los demás contribuyentes tendrán que aportar más. Es un debate abierto. En algunos casos ideológico. Pero debatir y argumentar en democracia es necesario y sano.

No debe haber ninguna exención para edificios privados

Todas las exenciones del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de cualquier edificio las acaban pagando los demás contribuyentes. Los 303.000€ que el Ayuntamiento deja de ingresar por las exenciones obligatorias que debe hacer por imposición legal, los acaban pagando otros. Hay un dato demoledor de Europa Laica: “el 70% del suelo habitable de Burgos, Ávila, Santiago o Toledo pertenece a la Iglesia”; o lo que es lo mismo, no paga IBI. Pero los gastos en servicios municipales son los necesarios en estas ciudades. Los demás ciudadanos en definitiva son los que pagan.

Pensemos en las propiedades de la Iglesia en el Casco Histórico de Zamora. Por cierto, muchas propiedades inutilizadas, infrautilizadas o con uso puramente especulativo, como los inmuebles que la Iglesia tiene alquilados para Museo Baltasar Lobo, o el que tuvo alquilado muchos años para el Consejo Consultivo. Ni siquiera por estos inmuebles que tienen un uso lucrativo evidente la Iglesia tiene que pagar impuestos. No entra ni en la lógica ni en el sentido común.

Las propiedades exentas en Zamora

Las exenciones se refieren a los 60 inmuebles destinados al culto, y que se acogen a los Acuerdos con la Santa Sede derivados del Concordato, a los 20 centros de enseñanza exentos por la Ley de Haciendas Locales, y a las 110 propiedades de otros edificios que se acogen a la Ley de Mecenazgo del año 2002. En total, y como puede verse en el cuadro elaborado por el Grupo Municipal de IU, el Ayuntamiento deja de recaudar algo más de 300.000€.

De esa cantidad, la que se refiere a las exenciones de los colegios, es compensada por el Estado; es decir, los 71.794€ de exención los paga el Estado al Ayuntamiento.

IU y otros Grupos han propuesto en el Parlamento acabar con esta situación. Todos deben pagar. La Iglesia y todas las entidades que se acogen a la Ley de Mecenazgo, como los partidos, sindicatos y asociaciones de todo tipo, para no pagar. El impuesto grava la propiedad y es justo que todos paguen. Y si el Gobierno se empeña en poner exenciones en la Ley debería compensar pagando por ellas a todos los ayuntamientos de España.

La financiación de la Iglesia Católica

El Estado Español (central y periférico) aporta a la Iglesia Católica en subvenciones directas y exención de tributos una cifra que supera los diez mil millones de euros anuales. Los datos, insistimos, son de la organización Europa Laica. Los referidos a Zamora son del Grupo de Izquierda Unida.

Esa cantidad supone más el 1% del actual Producto Interior Bruto de España. Ello significa que cada persona residente en España, sea católica o no, le corresponde una “cuota o dádiva” indirecta a la Iglesia Católica de unos 218 € al año o 18 € al mes. Muchos justifican que a cambio hacen una labor social. A nuestro juicio esa labor social debe asumirla en su integridad el Estado

La Ley Hipotecaria favorece a la Iglesia

Es un caso único en el mundo, con la complicidad vergonzante de los poderes públicos.

La iglesia católica oficial se apropia ilegalmente de patrimonio de dominio público, que en muchos casos pertenece a la ciudadanía de un municipio, como consecuencia de la Ley Hipotecaria y su Reglamento, que considera a la Iglesia Católica organismo público  y a los obispos diocesanos funcionarios públicos. Esta anomalía jurídica les permite registrar a su nombre templos, cementerios, terrenos, viviendas, plazas… que carecen, aparentemente de títulos de propiedad conocidos. Esto se hace con la complicidad más absoluta de los poderes públicos.

En Zamora lo hemos vivido en Almaraz de Duero, donde la Iglesia inscribió la Plaza existente junto a la Iglesia en el Registro de la Propiedad, lo que provocó que no se pudiera hacer una obra pública en el año 2008.

Actuaciones de los Ayuntamientos a favor del pueblo

Como decimos, muchas leyes estatales perjudican las finanzas de los ayuntamientos que son las administraciones peor financiadas y con mayores competencias.

Es imprescindible que los ayuntamientos se unan para pedir en estos momentos fundamentalmente tres cosas:

Cambiar el Concordato de 1979 con la Iglesia Católica para que no existan exenciones en ningún impuesto. Hay que recordar que Europa obligó a España a cobrar el IVA en las transacciones de la Iglesia. Habría que pedir la supresión de la Ley de Mecenazgo para que todos los propietarios pagaran el IBI de sus propiedades

Una segunda medida sería cambiar la Ley de Telecomunicaciones para que todos los operadores de telefonía pagaran tributos a los ayuntamientos por utilización del espacio radioeléctrico. Recientemente una Sentencia echó por tierra la pretensión de cobrar a estas multinacionales tributos locales. El razonamiento era que Telefónica, que es la propietaria de la red,  ya pagaba por la utilización del suelo y del vuelo, y que el resto de compañías (menos una) simplemente arrendaban las instalaciones a Telefónica. El Ayuntamiento de Zamora había puesto ya en sus presupuestos un millón de euros que pretendía cobrar. Tuvo que retirarlo.

Y una tercera, sería unirse para cobrar a la Junta todos los servicios de su competencia prestados por el Ayuntamiento de Zamora. El PP en Zamora y en Castilla y León reniega ahora de la Ley Montoro y quieren que todo siga igual. El hecho es que el Ayuntamiento gasta al año 3 millones en competencias de la Junta.