google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: El Grupo de IU en la Diputación denuncia que el Partido Popular no sabe qué hacer con el Ramos Carrión Google+

26 de octubre de 2015

El Grupo de IU en la Diputación denuncia que el Partido Popular no sabe qué hacer con el Ramos Carrión

Para que le digan qué hacer se gasta más de 70.000 euros en contratar una consultora para que elabore un pliego para privatizarlo

Después de más de 10 años desde su inicio, de triplicar la inversión prevista en la remodelación del Teatro Ramos Carrión,  y de invertir hasta el momento más de 17 millones de euros, la Diputación no tiene ni idea de qué hacer con este edificio.

Hay que recordar que en su dilatada y azarosa construcción, que ha tenido que ser modificada por sentencias judiciales para respetar los derechos de los vecinos colindantes, y por Patrimonio porque se saltaba las prescripciones obligadas por este servicio para proteger nada menos que la Muralla.

Tras rechazar la Presidenta de la Diputación pública y contundentemente un Convenio o acuerdo con el Ayuntamiento de Zamora para coordinar la gestión de los dos teatros de titularidad pública, el Ramos Carrión y el Teatro Principal, situados a escasa distancia y por lo tanto “condenados a entenderse”, se podía pensar que la Diputación tenía un proyecto en mente para el uso del edificio remodelado.

Más teniendo en cuenta que en el Teatro Principal existen empleados con una especialización y una formación en la materia de la que dan cuenta desde hace años todos los días, con una programación completa y aceptada por el público zamorano, cuya experiencia podría ser aprovechada por el nuevo teatro Ramos Carrión. Y que con su respuesta han rechazado.

Pero la sorpresa viene a través de un Decreto en el que se contrata, no la gestión, sino sólo “el asesoramiento en relación a aspectos técnicos y económico-financieros del contrato de gestión”

Es decir, no se contrata la gestión privada, sino SÓLO LA ELABORACIÓN DEL PLIEGO PARA LA PRIVATIZACIÓN O, COMO PREFIERE LLAMARLA EL PP “EXTERNALIZACIÓN”.  O sea, para adjudicarlo a una empresa privada, o varias, lo que diga la consultora.

Para poner en un documento lo que quieren hacer con el Teatro, presupuestan 84.700 euros y lo adjudican por más de 70.000.

Como el plazo para elaborar el pliego de condiciones para la privatización es de 4 meses, pasado este tiempo quizás sepan a qué dedicar este edificio.