google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: El Ayuntamiento pretende resucitar, al tercer mes antes de las elecciones, las Fundaciones de Lobo y León Felipe, tras paralizarlas cuatro años al retirarles la aportación económica Google+

20 de febrero de 2015

El Ayuntamiento pretende resucitar, al tercer mes antes de las elecciones, las Fundaciones de Lobo y León Felipe, tras paralizarlas cuatro años al retirarles la aportación económica

Las cuentas de 2014 y de años anteriores de ambas Fundaciones se saldan con excedentes negativos

Según las cuentas de la propia Fundación aprobadas en la última reunión, el Ayuntamiento debe a la Fundación Lobo 46.641€ porque no le ha pagado la subvención presupuestada.

A su vez, la Fundación debe 19.368€ a acreedores (la mayoría a la empresa TILCO que lleva la gestión económica de la nada), y 8.421€ a la Agencia Tributaria.

Con el insostenible argumento de que el Ayuntamiento asume los costes del Museo de Lobo (que de existir sería de su propiedad y mientras no existe cuesta 90.000€ anuales de alquiler en la sede provisional de la Casa de los Gigantes) no se ha hecho efectiva la aportación a la Fundación que figura en los Presupuestos del Ayuntamiento, hasta el punto de que ha sido calificada por el Concejal Francisco Javier González como “subvención virtual”.

No se entiende que si la razón esgrimida por el PP para no pagar la subvención es que asume los gastos del Museo, no asuma también las deudas citadas que ascienden a 27.789€  y que no puede pagar porque no recibe la subvención, en una típica situación del gato que se muerde la cola.

La Fundación León Felipe también tiene una deuda con acreedores de 19.770€, aunque el Ayuntamiento no debe nada a la Fundación porque no presupuesta ninguna aportación.

Evidentemente, en este caso no hay costes de ningún museo, pese a ser un compromiso del actual equipo de gobierno del PP.

De esta manera, las Fundaciones quedan atrapadas como rehenes en manos del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento, sin posibilidades de organizar cualquier actividad por pequeña que sea de manera autónoma y sobre todo sostenible en el tiempo. 

Es significativo que en la última reunión se tuviera casi que “mendigar” por parte de la familia de Lobo un simple folleto explicativo de la obra y el autor para el Museo. 

El PP  ha hecho gala de olvido en el mejor de los casos y de maltrato y menosprecio a  la obra y figura de estos dos zamoranos durante varios años, y ha gestionado la obra donada por la familia de Lobo o adquirida por cerca de un millón de euros en el caso de León Felipe, con una incapacidad manifiesta o una falta de voluntad política que ha impedido tener un Museo estable en la ciudad.

Sin embargo, a tres meses de las elecciones, se pone una “piedra pequeña” en la difusión de León Felipe, con unas jornadas cuyo coste es de 25.000€, tras las cuales el legado permanecerá olvidado en el Archivo y sin que los zamoranos y los visitantes puedan acceder a su disfrute.

En el caso de Lobo, contrasta la falta de interés del equipo de gobierno del PP, con el aprecio que otras instituciones demuestran, caso de la Junta de Castilla y León que va a organizar una exposición de Lobo en las Cortes.

Ambas actividades, difundidas a bombo y platillo, responden más aun interés puramente electoralista que a un interés real por las Fundaciones, como demuestra que lleguen tarde, y esperemos que en lugar de “mal y nunca”, la situación política cambie en este Ayuntamiento y en la ciudad, para que sea para bien y para siempre. Como se merecen Lobo y león Felipe y los zamoranos.