google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: IU propone la participación y la información como ejes de la política municipal Google+

29 de agosto de 2014

IU propone la participación y la información como ejes de la política municipal

Izquierda unida ve imprescindible que la gente y los colectivos participen en las decisiones

La Constitución de 1978 lo deja claro: “Corresponde a los poderes públicos facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”. También la Ley de Régimen Local de 1985 incide en el concepto de participación ciudadana en los Ayuntamientos. Incluso el Reglamento de Organización de las Entidades Locales de 1986 propone un bosquejo de cómo llevarla a cabo. Todo papel mojado. El Poder Político nunca ha querido en realidad que el Poder Ciudadano tenga el papel fundamental que le otorga la Constitución.

La legislación para regular la participación de los ciudadanos en las decisiones públicas es abundante, y muy especialmente en los Ayuntamientos, que entendemos todos que es la administración que más puede facilitar esa participación por la cercanía de los temas.

En el Ayuntamiento de Zamora se han hecho dos Reglamentos de Participación Ciudadana específicos, uno con Antonio Vázquez y otro con Rosa Valdeón. El de Vázquez sirvió para muy poco; el de Valdeón absolutamente para nada. Se gastó el tiempo y el esfuerzo de muchos concejales para nada. El Grupo Municipal de IU introdujo muchos matices que se aceptaron, pero nada se aplica.

El problema en España no son las leyes, sino su puesta en práctica. Tiene en el fondo más peso la voluntad política de hacer algo que su regulación. Hay leyes antifraude, pero el fraude es mayor que nunca; hay leyes antimonopolios, pero la concentración empresarial parece imponerse; incluso hay leyes anticorrupción, cuando nunca se vivió una época de mayor corrupción.

En Zamora no es la falta de regulación la causante de que no exista ni por asomo participación ciudadana en los temas municipales. El Reglamento elaborado en 2013, aunque mejorable por ejemplo en regular qué inversiones pueden decidir los vecinos en su barrio, podría ser un principio. Simplemente no se aplica. A los vecinos no se les informa de los derechos que tienen en la toma de decisiones.

Participación, para qué

La participación de los vecinos en los asuntos públicos no sólo debe ser un principio, sino una práctica del día a día y con rendimientos visibles. Quizás sea Zamora la ciudad donde proporcionalmente se hayan recogido firmas para los temas más variados. Se entregan en el Registro y ¿dónde van a parar? Lo adelantamos: a la basura.

Se han recogido firmas: contra supresión de aparcamientos en Príncipe de Asturias; a favor de  una ubicación del nuevo puente; para habilitar una zona mejor para la suelta de perros; para que no se embargue La Josa; para que se construya el primer centro cívico; para que se soterre el transformador de Pantoja; contra la privatización de la Ciudad Deportiva; contra el traspaso de la guardería de la Junta al Ayuntamiento; contra el cierre de la Piscina Sindical en agosto; a favor de no recortar los horarios de los bares de los Herreros; por el cierre del vertedero de Carrascal; contra el Proyecto de Aparcamiento en Tres Cruces; contra las antenas de telefonía; por la apertura del Parque Infantil del Tránsito; por el cambio del proyecto de remodelación Calle de la Feria; a favor de la reutilización de la Antigua Cárcel; contra las corridas de toros financiadas por el Ayuntamiento…

Pues bien, hay que evitar que los esfuerzos de los ciudadanos en reivindicar cosas concretas acaben en vía muerta. Hay que canalizar, impulsar y ayudar en la organización colectiva.

La Iniciativa Municipal Ciudadana

Una fórmula que nadie conoce porque el PP no le ha dado publicidad. A propuesta de IU se introdujo en el Reglamento, y consiste básicamente en que con un número determinado de firmas que reivindiquen algo se obliga necesariamente al Pleno a estudiarlo. Sin embargo la introducción de un número mínimo del 10% del censo hace muy difícil que se materialice. Son 6.500 firmas de censados exclusivamente en la capital. Nadie lo ha conseguido, ni siquiera la popular recogida de firmas a favor de volver a poner los aparcamientos en superficie en Príncipe de Asturias.

Nuestra propuesta siempre fue que con el 3% sería suficiente. La recogida de firmas no puede ser estéril, un acto de mera protesta, sino que merece que los representantes políticos se vean en la tesitura de abordar el tema, aunque fuera para rechazarlo.

Los presupuestos participativos

En algunos ayuntamientos gobernados por la izquierda real han acabado imponiéndose. Consisten en que los vecinos de manera organizada deciden directamente sobre una parte de la inversión prevista para cada año. Podría estimarse que en torno al 20% es una cantidad razonable. Algunas ciudades han elaborado un reglamento concreto para organizar cómo se toma esta decisión.

Los vecinos sólo participarán en los asuntos públicos si ven que realmente pueden tomar decisiones y que no se juega con ellos a la mera propaganda.

Esto último es lo que en ocasiones ha hecho el PP en el Ayuntamiento. Jugar a la propaganda con el artículo del Reglamento de Participación que dice que los presupuestos de cada año deben ser consultados con el Consejo Sectorial de Economía. Una foto y nada más.

Si realmente hubiera habido una consulta con luz y taquígrafos no se hubieran consentido algunas de las aberrantes inversiones que ha habido en esta ciudad: desde el auditorio infrautilizado por ser descubierto, hasta cubrir la Piscina Sindical, pasando por gastos ocasionados por estudios de viabilidad del frustrado aparcamiento en Tres Cruces, la privatización de la Ciudad Deportiva, o aquel Plan Estratégico que nadie sabe para qué sirve y costó casi 50.000€.

Si realmente hubiera habido información y participación de los vecinos en la inversión, ¿se hubiera permitido gastar 200.000€ en colocar un nuevo monolito de información en monumentos cuando ya existía uno de piedra que cumplía bien la función?

Participación por sectores y barrios

Actualmente, e insistimos que de forma puramente nominal, la participación sólo es posible a través de los Consejos Sectoriales de los diversos colectivos organizados: asociaciones de vecinos, sindicatos, empresarios, asociaciones culturales, de mujeres, etc. IU siempre ha propuesto que complementariamente se organice la participación por distritos geográficos que en muchas ocasiones unen más a la gente. Cuatro o cinco distritos compuestos por las organizaciones que actúen en ellos serían suficientes.

El defensor/a de los ciudadanos.

En una ocasión Antonio Vázquez nombró a dedo a esta figura con un buen sueldo retorciendo todos los principios de la buena fe de quienes proponíamos esta figura pero sin sueldo y con prestigio social. Se trata de que una persona conocida y respetada defienda a los ciudadanos de ciertos abusos, tal y como vienen haciendo los defensores de los ciudadanos en las comunidades autónomas. Pero sin gasto añadido.

Algunos errores del Poder que podrían haberse evitado

La toma de decisiones colectiva es la mejor garantía de que los errores se reducen al mínimo. El Plan de Urbanismo de 2011 costó más de 300.000€ y no sirve para nada; el nuevo edificio municipal en la calle La Reina estaba sobrevalorado en la mitad y ahora hay que pagar una indemnización millonaria; las inversiones del Plan E fueron en su mayoría totalmente equivocadas; hacer urbanizaciones alejadas de la ciudad cuyos servicios ahora hay que pagar fue un grave error; etc. etc.

Si en la toma de decisiones se hubiera incluido una organizada participación ciudadana, de vecinos y de organizaciones sectoriales, se hubieran hecho las cosas mucho mejor, y nos hubiéramos ahorrado tiempo y dinero.