google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: Comienzan las obras de renovación de las aceras de Cardenal Cisneros entre la avenida de Requejo y Pablo Morillo Google+

5 de febrero de 2019

Comienzan las obras de renovación de las aceras de Cardenal Cisneros entre la avenida de Requejo y Pablo Morillo

Antes de Semana Santa se espera completar ese lado de la calzada hasta el puente de los Tres Arboles, y a partir de mayo de acometerá otro proyecto para el resto de las aceras del tramo urbano

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, y los concejales de Obras, Romualdo Fernández, y de Contratación, Miguel Angel Viñas, han visitado esta mañana las obras de renovación de las aceras de Cardenal Cisneros en el tramo comprendido entre la confluencia de la avenida de Requejo y la calle de Pablo Morillo. Esta actuación forma parte del proyecto general de reparación de aceras de la ciudad que está llevando a cabo el Ayuntamiento con un presupuesto de 900.000 euros, y ante la falta de compromiso por parte del Ministerio de Fomento para llevarlo a cabo como propietario de toda la travesía de Cardenal Cisneros.

Los trabajos han comenzado por este tramo por ser el más deteriorado y albergar numerosas terrazas de bares, cuya ejecución está previsto que concluya en el plazo de un mes con el fin de afectar lo menos posible a los establecimiento. Posteriormente continuará hasta la rotonda de la carretera de la Aldehuela, con la previsión de que antes de Semana Santa esté concluido ese tramo, cuyos trabajos se incluyen también dentro de este mismo plan de asfaltado. Y en los meses venideros se ejecutará un nuevo proyecto específico y dotado con un presupuesto de medio millón de euros, para el resto del tramo urbano más frecuentado de las aceras de Cardenal Cisneros y a ambos lados de la travesía, entre las Tres Cruces y el puente de los Tres Arboles.

Con el fin de compaginar las obras con el transito peatonal y la actividad de los establecimientos, los trabajos se ejecutarán en dos fase, actuando en primer lugar en la parte exterior de la acera y dejando una franja de alrededor de un metro y medio junto a los edificios para el paso de los peatones. Cuando esté hormigonada esa primera  franja se acometerá la restante, a excepción de las entradas a garajes que se ejecutarán de forma independiente y en su totalidad en un solo día "para causar las menores molestias posibles a los vecinos -dijo el alcalde- aunque ya se sabe que con las obras algunas molestias siempre habrá".

El objetivo, según especificó Guarido es que a lo largo del presente año quedará totalmente arregladas las aceras de Cardenal Cisneros, pues se prevé que el nuevo proyecto pueda salir a licitación a lo largo del mes de marzo para poder ejecutarlo a partir de mayo. La actuación que ha comenzado hoy supondrá la renovación de algo más de 4.000 metros cuadrados de aceras y el nuevo proyecto alcanzará 8.500 metros cuadrados, "lo que en conjunto supondrá 12.500 metros cuadrados que se traducen en 2,2 kilómetros de aceras nuevas en Cardenal Cisneros".

El adoquín que se utilizará será similar al actual y con cercos de color verde para formar los alcorques alrededor de los arboles. Se renovará también el mobiliario urbano y se efectuará la reposición de los arboles que sean necesario.


Otras actuaciones

Dentro del actual proyecto de reposición de aceras se están efectuando en estos momentos otros trabajos destacados, como la confluencia de Príncipe de Asturias con el camino de las Llamas, en la plaza de Santa Ana para mejorar la accesibilidad, en la avenida de la Feria, en la calle Libertad, plaza de Villardeciervos, avda. Reyes Católicos, calle Peñausende, o Hermanos Pinzón. Y otras muchas están ya finalizadas para completar un total de 31 calles y plazas que conforman el que según el alcalde es el mayor proyecto de reparación de aceras que se ha llevado a cabo en la ciudad, "por lo menos que yo recuerdo, y llevo ya muchos años en el Ayuntamiento".

Guarido se mostró especialmente satisfecho con el inicio de estas obras en Cardenal Cisneros después de la reiterada falta de respuesta de Fomento ante las peticiones municipales y que las haya tenido que acometer el Ayuntamiento con fondos propios, "pero nosotros no vamos a discutir ni pasar la pelota como se ha estado haciendo durante los últimos quince años con el Ministerio de Fomento, así que lo hacemos desde el Ayuntamiento porque tenemos dinero suficiente y los ciudadanos lo que quieren es que se arreglen , y no les importa qué administración lo haga".