google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: IU pide derogar las normas de las administraciones que limitan la contratación de empleados públicos con el fin de mejorar los servicios, reducir el paro y paliar la despoblación de zonas como Zamora Google+

30 de abril de 2018

IU pide derogar las normas de las administraciones que limitan la contratación de empleados públicos con el fin de mejorar los servicios, reducir el paro y paliar la despoblación de zonas como Zamora

Presentamos esta Moción de Urgencia la víspera del 1 de mayo para unirnos desde el Grupo de IU en la Diputación al clamor que se siente en la ciudad y en toda la provincia en defensa del futuro de Zamora, y alertando del aumento del paro que nos lleva a la despoblación. 

Los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año son demoledores: 2.600 parados más que al final del 2017 y 16.200 personas que buscan empleo. La tasa de paro llega hasta el 21,04% (7 puntos por encima de la media de la Comunidad que está en 13,91%), y Zamora es la única provincia de Castilla y León en la que el desempleo alcanza a más del 20% de la población activa. La situación es más grave si se tienen en cuenta el descenso radical del número de ocupados, que pasa de 68.000 a 60.800 en tan solo tres meses. Además, la tasa de paro en mujeres es del 24% en Zamora frente al 19% de hombres.

Hace un año, tras la EPA del primer trimestre del 2017, Zamora contaba con 14.900 parados (1.300 menos) y una tasa del 18%, con 67.000 ocupados (6.200 más). 

Puede que esta situación “mejore” cuando se inicien los planes de empleo de las instituciones, que enmascaren la gravedad de las cifras con contratos temporales año tras año, y que permitan dar un respiro a las administraciones que han visto reducidas las plantillas durante todos los años de la crisis.

Pero precisamente esto lo que pone en evidencia es la importancia del sector público en la provincia, y cómo su disminución en términos de puestos de trabajo y de servicios afecta a la supervivencia de Zamora. 

Distintos sindicatos están llamando la atención de la pérdida de empleo del sector público derivada de las políticas de ajuste, y con ellas de la pérdida de puestos de trabajo en el sector privado –fundamentalmente en el sector servicios- y en el deterioro de los propios servicios públicos que tienen como consecuencia la emigración de las personas que viven en zonas rurales. 

Según datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, desde el inicio de la crisis en Zamora se han perdido 1.662 empleados públicos (desde 12.517 a 10.855 en 2017). Y se sigue con una tendencia global negativa: desde 2002, cuando Zamora tenía 14.135 empleados públicos, hasta julio de 2017, último dato conocido, se ha rebajado el número de funcionarios en 3.280.

A la pérdida de puestos de trabajo en el sector público se une el descenso en los salarios de éstos, que supera el 14%, las tasas de reposición de efectivos mínimas y la falta de sustituciones de bajas y vacaciones. Si a estos datos añadimos la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas, nos encontramos con una consecuencia lógica y lamentable en todos los sectores económicos.

Así en los nueve primeros meses del año pasado (entre enero y septiembre, hasta donde alcanzan las estadísticas) el saldo registrado al cruzar el número de personas que salen de la provincia para buscar empleo y las que llegan a Zamora por un puesto de trabajo fue, como sucede desde hace más de una década, negativo para la provincia: salieron 5.350 personas más de las que entraron. Esto da una media que indica que Zamora perdió cerca de veinte trabajadores al día entre enero y septiembre. Algunos siguen censados en la provincia, por lo que la pérdida de población es de unas 3.000 personas anuales. 

Todos los sectores económicos se resienten de esta situación: comercios, hostelería, construcción…
Por otra parte, nos encontramos con que instituciones públicas como Ayuntamientos y 

Diputaciones, tras estos años de “ajuste” han superado las deudas y los déficits a costa del bienestar de los ciudadanos y del empleo, y tienen una situación económica saneada (como es el caso de esta Diputación y de los ayuntamientos con más población de la provincia) 

Por ello, y aunque no sea la única medida posible porque es necesaria la inversión de todas las administraciones, el aumento del empleo en el sector público hasta cifras de antes de la crisis supondría un revulsivo para la provincia, ya que serían cerca de 2.000 trabajadores más en la provincia lo cual ayudaría también a repuntar al sector privado de la economía y al bienestar de los zamoranos

Y además está en nuestras manos - las de las entidades locales como Diputación y Ayuntamientos- hacerlo 

Por ello desde el Grupo de IU presentamos la siguiente moción:

El Pleno de la Diputación de Zamora insta al Gobierno de España a derogar cuantas normas de cualquier rango limiten la posibilidad de las administraciones para la contratación de los empleados públicos necesarios para gestionar los servicios, con plena autonomía para hacerlo en función de las necesidades de la población y de la situación económica de cada administración.