google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: Respuesta de la Concejala de Cultura, Mª Eugenia Cabezas a las declaraciones del Partido Popular sobre la cabalgata de reyes y la navidad Google+

12 de enero de 2018

Respuesta de la Concejala de Cultura, Mª Eugenia Cabezas a las declaraciones del Partido Popular sobre la cabalgata de reyes y la navidad

Ante las críticas vertidas por el PP sobre las actividades navideñas de este año, nos gustaría dejarles claras varias cosas. 

En primer lugar, seguimos manteniendo que están utilizando la suspensión de la cabalgata para hacer oposición y atacar al Equipo de Gobierno y les aclaramos que IU nunca utilizó ni la Cabalgata ni las fiestas haciendo valoraciones sobre si son buenas o malas, pues ese tipo de opiniones son juicios muy personales que forman parte del gusto personal y no del debate político.

En segundo lugar, el programa de Navidad ha estado lleno de actividades con muchísima participación, exactamente igual que otros años, organizadas desde la concejalía de Cultura y las de Juventud (talleres infantiles en los barrios y en la Alhóndiga, cine, ferias infantiles, actuaciones en la Alhóndiga y otros espacios, etc), donde ha habido cosas para todas las edades, aunque especialmente para los más pequeños, exactamente igual que siempre.

En tercer lugar, ya se ha dejado muy claro cuáles fueron las razones de la suspensión, y la razón no fue "el peligro para los zancos". Si han entendido que ese fue el motivo, les recomendamos que vuelvan a leer lo que ya se ha dicho sobradamente. Aparte de "los zancos" había muchos más elementos en la calle ese día, que fueron la razón de la suspensión: equipos de sonido y luces fijos y móviles, instrumentos musicales y sí, también zancudos. No se podía poner en marcha la Cabalgata teniendo en cuenta la lluvia intermitente y a ratos muy  intensa.

Este equipo de gobierno, no echa la culpa a los técnicos ni a nadie de la suspensión de la cabalgata. Al contrario, no sólo no les echamos la culpa, sino que valoramos mucho su opinión como profesionales y por ese motivo, su opinión tuvo tanto peso en la decisión. Si otros, en otras ciudades, deciden seguir adelante en lugar de escucharles, allá ellos con el riesgo que corran. Nosotros no queremos asumir riesgos innecesarios para la seguridad de nadie.

La climatología era la que era, y la previsión también. Nosotros solemos fiarnos del criterio y de los informes de los expertos al respecto. Entendemos que en su partido no tienen mucha costumbre de hacer mucho caso a las previsiones meteorológicas y por eso ha ocurrido lo que ha ocurrido en las carreteras nevadas de este país este fin de semana.

En cuanto a que "una cabalgata está compuesta por carrozas, por una serie de actividades de animación en el desfile, de personajes de Disney, que los niños quieren ver, y no solo por zancos", es algo que tenemos muy claro. Efectivamente existe esa posibilidad, y respetamos su opinión, pero evidentemente no la compartimos. Hay otras posibilidades de cabalgata, y a nuestro criterio, una cabalgata de Reyes llena de personajes Disney, no tiene ningún sentido si atendemos a la tradición de quiénes eran los Reyes Magos y dónde iban y si se quiere hacer una cabalgata realista que ilusione a los niños (por cierto, en Oriente no hace mucho frío, no tenemos claro que los Reyes estén acostumbrados...).

Es sorprendente que la concejala Sonia Calvo manifieste que la razón de todo esto es que “a Izquierda Unida no le gusta la Navidad porque no son religiosos y les da todo igual". Es una afirmación tremendamente osada. Dudamos que las creencias religiosas o los gustos personales por la Navidad de los concejales de IU sean conocidas para la concejala popular, pero en todo caso, estas cuestiones, sean cuales sean, forman parte del ámbito de lo personal, y nunca han interferido en su trabajo en el gobierno de la ciudad, que por supuesto no hace “a disgusto”, sino con buena voluntad y responsabilidad.

Al respecto, sí podemos decirles clara y abiertamente que la cabalgata de Reyes del Ayuntamiento de Zamora es la más cercana de todas en formato, estética y elementos realistas a la tradición religiosa y popular, y no así los personajes de Disney que ella manifiesta que debe contener la cabalgata.

Decir que "tomamos el camino más fácil" es simplemente una irresponsabilidad y no saber lo que es gobernar ni gestionar ninguna actividad, porque suspender un desfile como el que estaba preparado para la tarde del 5 de enero fue una decisión terriblemente dura y difícil para todos los implicados, y que estuvimos posponiendo todo lo que pudimos. Pero en ningún caso “fácil”.

Por último, acusarnos de que “ya teníamos pensado de antemano suspender, porque sabíamos que la cabalgata no iba a gustar, porque la del año pasado no gustó”, es tan absurdo que apenas merece consideración. Para empezar, que no gustase es “su opinión”, no la realidad. Hubo gente a la que no gustó y otra mucha gente a la que sí. Pero obviamente, si hubiéramos entendido que no gustaría, hubiéramos organizado otro tipo de cabalgata, y no la misma para suspenderla después. Su argumento se cae por su propio peso.

Nosotros no jugamos con la ilusión de los niños ni se la robamos. Todo lo contrario. Por eso teníamos que organizar un plan B con una recepción lo más realista posible.  No es verdad es que los niños se desilusionaran. Más bien al contrario, probablemente no se les olvide nunca el año en que vieron tan cerca y hasta abrazaron a los Reyes Magos. Se puede decir que los que juegan con la ilusión de los niños, utilizando la cabalgata para atacar políticamente al equipo de gobierno, son los concejales del PP, que no tienen gran cosa para criticarnos y utilizan lo que saben que afecta a los zamoranos, aunque sea con argumentos vacíos y sin fundamento.

Reiteramos en este sentido que la opción del Ángel Nieto o cualquier otro polideportivo se descartó porque nos pareció frío, impersonal y en absoluto ni más sencillo ni adecuado para la dignidad de los Reyes Magos.

Y si el PP no ha escuchado villancicos es porque no ha querido, porque ha habido conciertos en todos los barrios, como siempre, y también en la calle, como en las dos navidades anteriores.