google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: La falta de ejecución en 2016 de las inversiones sostenibles desde 2013 asciende a más de 4 millones, que se destinarán a reducir el endeudamiento Google+

1 de febrero de 2017

La falta de ejecución en 2016 de las inversiones sostenibles desde 2013 asciende a más de 4 millones, que se destinarán a reducir el endeudamiento


No se han gastado 3.745.406 € en carreteras,  272.715 € en sequía y  39.084 € en caminos rurales.

Pese a que la Diputación presume de estar saneada económicamente y de haber reducido la deuda…
Y pese a que los zamoranos de zona rural siguen reivindicando el arreglo de carreteras y caminos…

La Diputación no es capaz de ejecutar los proyectos previstos en 2016, con cargo al superávit de los años 2013, 2014 y 2015, de manera que tendrá que destinar 4.057.205 € a seguir reduciendo la deuda (algo que en este momento no necesita) a costa de la falta de calidad de vida en la zona rural, fundamentalmente en las comunicaciones por carretera.

Los datos de los que se da cuenta al Pleno del viernes, día 3 de Febrero son los siguientes:

Inversiones no gastadas (por bajas en adjudicación o ejecución).

Año 2013 TOTAL: 1.261.768 €
1 camino rural…………………………………….39.084€
2 carreteras…………………………………….1.222.684€

Año 2014 TOTAL: 450.276 €
3 carreteras……………………………………...258.770€
1 obra Palacio Provincial……………………….191.506€

Año 2015 TOTAL: 2.345.161 €
12 carreteras……………………………………2.072.446€
14 Plan Sequía…………………………………...272.715€

En definitiva, de los proyectos presupuestados en 2016 con cargo al superávit entre 2013 y 2015 en carreteras, caminos y sequía, han gastado 4.057.205€, lo que supone el 20,46 % que se dedicará a reducir la deuda.
Una cantidad que se aumentaría sensiblemente si se sumara la cantidad destinada a arreglo de caminos de 2015, cuya ejecución se prorrogó al año actual en Pleno, con informes reparados de intervención y que asciende a 5.399.877€. En caso de que no se ejecutaran (esperamos que no sea así), se acercaría peligrosamente al 50% sin gastar.

Al final el PP en la Diputación acaba cayendo en la trampa del Gobierno del PP, que pone limitaciones al gasto y a la inversión, aunque sea necesaria (como las carreteras) y aunque año tras año se cierre con superávit.