google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: Evolución muy positiva de la deuda bancaria Google+

13 de octubre de 2016

Evolución muy positiva de la deuda bancaria

La evolución de la deuda bancaria ha sido muy positiva en el Ayuntamiento de Zamora. Destaca especialmente su evolución en el año 2015 y 2016. En el año 2015 se logró rebajar la deuda en tres millones y medio con respecto al año anterior, quedando pendiente a 31 de diciembre 13.380.000€.

Durante el año 2016, se han amortizado anticipadamente más de 6 millones, además de la amortización ordinaria prevista en el presupuesto de 2016. De esta manera es previsible que el año acabe con tan sólo 5 millones de deuda bancaria.

Ello nos permite un estimable ahorro en amortización de intereses y capital para el ejercicio 2017. Tal es así que los números son claros en cuanto a lo presupuestado y gastado en los últimos tres años en amortización de capital e intereses en el pago de la deuda:

Año 2015: 3.074.000€
Año 2016: 2.432.000€
Año 2017 (presupuesto en tramitación): 1.213.000€

O lo que es lo mismo, en 2017 el pago de intereses y capital habrá descendido un 60% respecto a 2015, pasando de 3.074.000 a 1.213.000€.

Ello nos permite liberar dinero para los nuevos contratos de los servicios más importantes del Ayuntamiento, como son los de limpieza y recogida de basura y el de mantenimiento de parques y jardines, y que se prevé  estén en funcionamiento en 2017.

EVOLUCIÓN DE LA DEUDA BANCARIA
2010
14.500.000
2011
12.800.000
2012
27.150.000
2013
19.900.000
2014
16.000.000
2015
13.380.000
2016
5.000.000

Durante el año 2017 la previsión es seguir disminuyendo deuda bancaria y poder seguir utilizando el dinero de los intereses para mejorar servicios públicos

Ahora bien, ello no obsta a una crítica a la política hacia el Gobierno de España con relación a la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Lo razonable, y es lo que están pidiendo los grupos de la izquierda en el Parlamento, es que llegados a un nivel mínimo de deuda bancaria, la normativa dejase que todo el superávit se pudiera invertir el año siguiente en lo que quisieran los municipios, incluido el gasto corriente.

Es decir, si te sobra una cantidad de un año y el nivel de endeudamiento es mínimo el Ayuntamiento debería disponer de ese dinero de la forma que políticamente estimase. Los municipios gobernados por el PP en la Federación de Municipios de España están de acuerdo con esa opción.