google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: Carta del Alcalde de Zamora enviada al Subdelegado de Gobierno para abordar el tema de Cardenal Cisneros Google+

11 de agosto de 2015

Carta del Alcalde de Zamora enviada al Subdelegado de Gobierno para abordar el tema de Cardenal Cisneros

El Alcalde de Zamora ha enviado al Subdelegado del Gobierno en Zamora esta carta solicitando una entrevista para ver si de una vez por todas damos una solución a los desperfectos de las aceras de La Avenida Cardenal Cisneros:

FRANCISCO GUARIDO VIÑUELA Alcalde de Zamora y con domicilio a efectos de notificaciones en Plaza Mayor, 1 (Ayuntamiento), le comunica lo siguiente:

Como ya le adelanté a la anterior Subdelegada del Gobierno, las quejas de los ciudadanos que han sufrido caídas en la Avenida de Cardenal Cisneros por el mal estado de las aceras durante muchos años ha hecho intervenir, como Vd. sabe, al Procurador del Común ante las quejas de los zamoranos. El Procurador certifica el pésimo estado de las aceras ante el que tanto el Ministerio de Fomento como el Ayuntamiento no pueden permanecer impasibles.

Desde la construcción de la Avenida nadie ha vuelto a reparar esas aceras que se han convertido en trampas para los peatones. Cardenal Cisneros no es solo la vía en dónde hay más accidentes de coches sino donde existen más caídas de peatones con relación a otras calles de la ciudad. Las aceras llevan más de 20 años sin ninguna reparación y este hecho debería avergonzar a todas las administraciones. El Ministerio de Fomento echa asfalto en sus calzadas y mantiene adecuadamente la autovía, pero las aceras no las ha arreglado prácticamente nunca.

A nuestro entender la empresa de mantenimiento contratada por el Estado y que se encarga del mantenimiento de la Avenida Cardenal Cisneros tiene entre otros cometidos las reparaciones de las aceras.


Es por ello, que desde esta Alcaldía le solicitamos una entrevista para concretar acciones de reparación de estas aceras que beneficiarían enormemente a la ciudad y evitarían perjuicios enormes. No debe olvidarse que muchas caídas tienen un coste muy alto para los servicios sanitarios.