google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: IU propone que el Ayuntamiento recupere todas las parcelas vendidas en su día que están abandonadas Google+

6 de febrero de 2015

IU propone que el Ayuntamiento recupere todas las parcelas vendidas en su día que están abandonadas

Existe una obligación moral de reinvertir ese dinero en un parque de vivienda social

Al hilo del boom del ladrillo el ayuntamiento vendió muchas parcelas obtenidas por cesión legal de las urbanizaciones que se iban realizando. Los tribunales ya dijeron que el dinero obtenido con esas ventas se utilizó de forma ilegal en inversiones genéricas, no destinadas a la conservación y expansión del patrimonio municipal de suelo. Se utilizó el dinero para financiar la inversión, sí, pero no para la inversión en vivienda pública como decía la ley. Y así le fue a esta ciudad. Todavía hoy quedan los últimos rescoldos con algunas parcelas abandonadas que el ayuntamiento debe recuperar.

Los ayuntamientos en España se han financiado con ingresos procedentes del urbanismo. Las nuevas expansiones de las ciudades daban mucho dinero ya que, aparte del impuesto de construcciones y las tasas por licencias urbanísticas, los promotores estaban y están obligados a realizar cesiones de suelo a los ayuntamientos que han oscilado entre el 10 y 15 por ciento. Posteriormente el Ayuntamiento vendía esas parcelas y no destinaba generalmente el dinero para los cometidos que decía la ley, sino para financiar las inversiones generales de todos los años.

El resultado ha sido demoledor. Las politizadas cajas de ahorro al servicio de los caciques locales se encargaban de financiar las promociones; el ayuntamiento obtenía pingües ingresos, y las ciudades se extendían mientras los centros urbanos se abandonaban.

Sería interesante, después del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, que alguien promoviera un estudio sobre las parcelas que tienen los bancos y las cajas en Zamora capital obtenidas por impagos, que hoy son verdaderos “activos tóxicos” y cuyas pérdidas las ha pagado toda la sociedad.

Pero quedan todavía algunas parcelas que se quedaron en vía muerta después de su venta por el Ayuntamiento. El Ayuntamiento tiene la obligación de recuperar las parcelas que vendió en su día y en las que no se han hecho las viviendas de protección oficial contempladas en el contrato. Ya se hizo así con la parte más importante, las parcelas vendidas a Proinsa en 2005 que el Ayuntamiento recuperó por la insistencia y la acción pública del Grupo de IU. El ejemplo debe servir para otras actuaciones.

Hacemos un repaso por todas las acciones legales que el Ayuntamiento debe emprender y que desde luego hará IU si en futuro tiene ocasión.

Parcelas vendidas a Covical en 2006

Se trata de dos parcelas: una situada en el Plan Parcial Pinilla para hacer 15 viviendas VPO y que continúa a día de hoy siendo un solar;  otra en el Plan Parcial San Frontis para construir 18 VPO, a medio hacer por la quebrada Covical y sin que la nueva concesionaria haya movido un ladrillo desde la cesión del contrato hace ya 3 años.

Ambas parcelas se vendieron a Covical en 2006 y 2007, con licencia para construir la de Pinilla el 20 de mayo de 2008 y la de San Frontis el 10 de marzo de 2009. Covical dio de quiebra y dejó en la estacada a muchos zamoranos que habían entregado cantidades a cuenta (algunos incluso 18.000€). El Equipo de Gobierno decide en enero de 2011 ceder el contrato y las licencias a empresas del Grupo San Gregorio, dejando en la estacada a los compradores que habían contratado con Covical. IU propuso que debían cederse los derechos protegiendo a estos zamoranos, pero la Alcaldesa hizo oídos sordos.

Desde esa cesión de contrato que conllevaba la obligación de seguir con las licencias y cumplir con todos los plazos, han pasado más de tres años. La situación a día de hoy está igual que la dejó Covical: la parcela de Pinilla es un campo de cardos en la que no se ha hecho nada; la parcela de San Frontis tiene construido el esqueleto de encofrados la fachada y tejados que hizo Covical, ya que posteriormente nada se ha hecho.

Las parcelas que vende el Ayuntamiento están sujetas a plazos estrictos para cumplir con el contrato y hacer las viviendas en un determinado plazo. Si se incumplen los plazos se incumple el contrato, y en esta ocasión el Ayuntamiento está actuando en contra de los intereses públicos.

Parcela para hacer un Centro de Ocio

Se trata de otra parcela vendida por el Ayuntamiento a la sociedad Albor y Ocio para hacer un centro deportivo. La parcela estuvo mucho tiempo abandonada, aunque finalmente la empresa construyó el esqueleto del edificio. Y ahí quedó todo. Actualmente ni por asomo alguien piensa que la construcción pueda seguir adelante. La empresa pagó el precio y gastó en lo que hay de construcción, pero el Ayuntamiento tiene que velar por el interés público.

El Ayuntamiento tiene la obligación de iniciar todas las acciones judiciales para que la parcela revierta. En su día se dijo que la mercantil había hecho un estudio de viabilidad de rentabilidad de un centro de ocio en ese lugar. Por supuesto, daba como resultado un negocio seguro,  como negocio seguro era el aparcamiento de Reyes Católicos o el que se empeñó en hacer el PP en Tres Cruces, por suerte frustrado por la acción de IU. La gran mentira son los estudios de viabilidad pagados por empresas o instituciones. Te dicen lo que quieres oír.

Habrá que preguntarle al Presidente de la Diputación por el estudio de viabilidad del campo de golf en La Aldehuela. Era el gran negocio. Estudios cuyo objetivo era y es amparar la especulación y el derroche en beneficio  de cuatro sinvergüenzas.

Parcela para hacer una residencia de ancianos

CyL y Bas solicitó licencia para la construcción sobrepasando todos los plazos, y sólo cuando vio que el Ayuntamiento se estaba moviendo en otros casos similares como el citado de Proinsa. El expediente abierto con la licencia nunca se completó porque la empresa nunca llegó a aportar la documentación que le requería el Ayuntamiento. Por eso, un Decreto de 15 de noviembre de 2012, es decir, 5 años desde la venta de la parcela, resuelve dar un plazo improrrogable para subsanar deficiencias. Al no hacerlo, la suerte está echada y el expediente finalizado sin licencia posible.

La mercantil hace un recurso administrativo contra el Acuerdo del Ayuntamiento, que también es rechazado. Posteriormente llevó el asunto de la denegación de licencia por causa imputable únicamente a la empresa CyL y Bas al Juzgado de lo Contencioso, y lo perdió en 2013.

En estos momentos se reclama la reversión en el Juzgado, y seguro que el Ayuntamiento ganará, quedándose con la parcela y con los 970.000 euros de la venta, además de con la fianza depositada. IU ha venido reclamando -como se recordará- medidas de este tipo. El Pliego de Condiciones y el contrato eran muy claros: si se incumplen los plazos, la reversión de la parcela será inmediata. Se han dejado transcurrir nada menos que 6 años, cuando el contrato establecía que se debía completar el expediente de la licencia en 6 meses.

Parcelas de Proinsa

Hemos tenido ocasión de pronunciarnos sobre estas parcelas en números anteriores de El Día de Zamora. La conclusión es que el Ayuntamiento logró quedarse con el dinero y con las parcelas

Conclusiones

El Ayuntamiento ha logrado quedarse con 3,5 millones de las parcelas de Proinsa (más parte de la urbanización ejecutada); está a punto de quedarse con la parcela en la que se iba a construir una residencia de ancianos, y debe emprender acciones sobre las otras tres parcelas.

En todas estas acciones ha sido determinante la posición del Grupo de IU que ha defendido los intereses generales por encima de los privados y de la inactividad del PP y su Alcaldesa. Si tiene éxito en el futuro, con estas reversiones se habrán conseguido millones de euros y además quedarse con las parcelas. Moralmente el Ayuntamiento tiene la obligación de invertir ese dinero conseguido en cuestiones sociales y de vivienda para personas necesitadas y desahuciadas.

La labor política de IU ha sido crucial. Sin nuestras denuncias y presiones públicas al Gobierno del PP, la Alcaldesa nunca hubiera reaccionado.