google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: El Ayuntamiento pagará 94.000€ al Consorcio de Residuos por mala tramitación de expedientes Google+

19 de febrero de 2015

El Ayuntamiento pagará 94.000€ al Consorcio de Residuos por mala tramitación de expedientes

¿Nadie va a asumir responsabilidades en el Equipo de Gobierno?

Es habitual que las administraciones hagan entre ellas “compensaciones de deudas”; es decir, tú me debes tanto y yo te debo también, así que hacemos cuentas y liquidamos. Por ello es curioso el Decreto que se adjunta, en el cual se da cuenta de que el Ayuntamiento deberá abonar al CTR 94.000€ por no haber hecho bien los papeles. Los datos son los siguientes:

1. En el año 2001 el Centro de Tratamientos de Residuos solicita licencia de construcción, pero transcurridos varios años el Ayuntamiento se da cuenta de que no ha pagado el impuesto de construcciones y la licencia urbanística.

2. A partir del año 2004 se resuelven estos expedientes cuantificando en 45.130€ el impuesto de construcciones y 9.573 la licencia urbanística. Así mismo se abren expedientes sancionadores que elevan la deuda hasta los 94.065€.

3. En el año 2013, es decir, después de 12 años, el Ayuntamiento decide cobrar la deuda restando la cantidad de 94.000€ de las facturas que todos los meses tiene que abonar al CTR. Así, a las bravas, detrae esa cantidad de las facturas de septiembre y octubre de 2013.

4. Ahora, un año y medio después, el Ayuntamiento, por Decreto, dice que el acuerdo es nulo de pleno derecho ya que no hubo expediente y motivación del acuerdo, sino decisión unilateral de una administración sobre otra

En resumen 94.000€ perdidos. Ello nos lleva a hacer una reflexión sobre el funcionamiento de la administración y del sistema político. Si se añaden estas cantidades a las reclamaciones por intereses por retrasos en las facturas, o pérdidas de ingresos por falta de actualización de los padrones u otras negligencias, nos llevaríamos una sorpresa.

La política más social empieza por hacer simplemente funcionar bien un aparato administrativo.

Si el ahorro que ello conllevaría todos los años lo dedicásemos a ayudas de urgente necesidad lograríamos triplicarlas.