google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: El Alcalde de Moraleja del Vino vuelve prohibe una reunión de vecinos en el Ayuntamiento Google+

9 de enero de 2015

El Alcalde de Moraleja del Vino vuelve prohibe una reunión de vecinos en el Ayuntamiento

1. Un concejal de IU solicita el salón Municipal para llevar a cabo una reunión.

2. Dicha reunión, según el escrito de solicitud, sería “abierta a todos los vecinos de Moraleja del Vino”.

3. Pues bien, el Sr. Freire, Alcalde del lugar, ha denegado el uso de la sala argumentando que sería para motivos políticos.

4. Recordemos que el Sr. Freire dice, hasta en un pleno, amar tanto a sus vecinos que no convoca públicamente los puestos de trabajo de su Ayuntamiento para que los cojan SÖLO sus vecinos (entre ellos una nuera suya).

5. Por este hecho el Alcalde ha sido denunciado a la Fiscalía por el Diputado que esto suscribe (ver ANEXO), y posteriormente por un ciudadano

6. Por el tiempo transcurrido es fácil que el fiscal esté a punto de pronunciarse sobre un señor que tiene colgada en la web de su Ayuntamiento, esa declaración de principios anti-constitucional: “que allí nunca se convocan las plazas públicamente para que así solo las cojan los del Pueblo”.

7. El Salón de Actos no es el salón de plenos, es el local que tiene el pueblo para que puedan reunirse los vecinos.

8. De hecho hace poco se han utilizado las instalaciones para las urnas de las primarias del PSOE (partido que mima al alcalde)

9. Prohibir el uso del local del pueblo al pueblo porque se es el Alcalde es una cacicada que define al cacique.

10. Por lo que se la reunión pretendía ser de vecinos inquietos por la situación del municipio que discurrirían qué hacer ante las próximas elecciones locales en su pueblo.

11. ¿Dónde está el pecado? ¿Dónde está la libertad de reunión? ¿Dónde está el trato igualitario a todos los vecinos?

Comentario político

Don Guillermo Freire, alcalde de Moraleja del Vino es un buen ejemplo de lo que son los Alcaldes del PP (para muestra vale un botón).

No puede controlarse a si mismo y acaba “tirando al monte” del caciquismo, del creerse el dueño del pueblo, de mentir.

¿Cómo es posible que quien dice amar tanto a sus vecinos como para jugarse un juicio por prevaricación, con tal de que ellos se queden con puestos de trabajo públicos, resulte que hace una raya y deja de amar a sus vecinos cuando estos quieren reunirse para hablar del pueblo?

Con personajes como este (casta pura) o bien actúa el PP (yendo contra sus esencias) o actúa la justicia (poniéndolos de patitas fuera de las instituciones) o de lo contrario habrá que insistir “LA LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES”.

Pueblo: Afila tu voto

ANEXO FISCAL JEFE DE ZAMORA

FRANCISCO MOLINA MARTINEZ, en mi calidad de Diputado Provincial de Zamora, y habiendo prometido en la toma de posesión cumplir y

HACER CUMPLIR LAS LEYES

Me dirijo a usted como Fiscal Jefe Provincial por si, en lo que sigue, viera algún tipo de falta o delito y, si así es, actúe en consecuencia:

El Alcalde de Moraleja del Vino (Zamora) Don Guillermo Freire Rodríguez, ha manifestado en el pleno celebrado el 10 de Enero del 2013, en referencia a contrataciones hechas por el Ayuntamiento que preside que (textualmente):

“El Ayuntamiento de Moraleja del Vino siempre ha considerado que los puestos de trabajo deben cubrirlos la gente de Moraleja, por lo cual nunca se ha dado publicidad ni para los trabajadores de los jardines y obras, ni para la empleada de limpieza, ni para la auxiliar ni para la biblioteca ni para la guardería….” 

Estas palabras constan en el acta de la sesión de dicho pleno (que le acompaño) así como en la grabación del mismo en video que está colgada en la web del Ayuntamiento de Moraleja del Vino.

Dichas afirmaciones, en mi opinión, van contra la ley, con una  intencionalidad, la de no cumplirla, en beneficio propio por parte del Sr. Alcalde, toda vez que, en al menos un caso, una de las personas contratadas es un familiar suyo (nuera).

Los principios de publicidad, mérito, igualdad y capacidad que establece la ley 7/2007 del Estatuto Básico de los empleados públicos, no parecen haber sido respetados, de la misma manera que no se respetó, al parecer, el principio Constitucional de no discriminación por razón de raza, creencias o nacimiento

Y sentencias como la del TS 23-1-2014 Rec Cas 125/2013 y la Stc 406/ 2004 parecen confirmar que algún tipo de delito o falta hay.

Agradeciendo en todo caso su atención queda a su entera disposición