google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: IU: la auditoría energética ahorraría al Ayuntamiento 500.000€ al año. El contrato de mantenimiento lleva 6 años caducado Google+

10 de octubre de 2014

IU: la auditoría energética ahorraría al Ayuntamiento 500.000€ al año. El contrato de mantenimiento lleva 6 años caducado

El alumbrado público y de instalaciones públicas es una de las partidas más abultadas del Ayuntamiento. Como todos los servicios, está caducado desde hace muchos años. Es verdad que aunque los contratos estén caducados se siguen prestando los servicios porque así lo dice la Ley. Pero en algunos casos no renovar el contrato implica pérdidas económicas para el Ayuntamiento. Por ejemplo, mientras no se renueve el contrato de la ORA la empresa no pagará el canon. Y otro más, mientras no se renueve el contrato del alumbrado no se renovarán las lámparas de las calles para ahorrar 500.000€

No existe dirección política en el Ayuntamiento. La Alcaldesa no se va a ir en mayo de 2015. En realidad hace años que se fue. Todos los contratos de servicios públicos están caducados hace años y no se toman medidas para renovarlos.

Incluso la empresa que gestiona la ORA y dos aparcamientos subterráneos ha acudido al Juzgado para dejar de prestar el servicio al no tener contrato ni visos de tenerlo. En el año 2006 se anuló por sentencia el contrato firmado en el año 1999. Y desde entonces, nada de nada. El Ayuntamiento dejó también de percibir el canon de 120.000€ anuales por la explotación del servicio.

Podíamos seguir con otros contratos, por ejemplo el del alumbrado público. En 2004 se firmó el contrato con la actual concesionaria por dos años, prorrogables por otros dos. Desde el año 2008 hasta hoy no hay contrato sino mera prestación del servicio.

Esta situación provoca problemas de contabilidad para pagar, porque las facturas son siempre reparadas por la Intervención Municipal, y además problemas con las revisiones de precios anuales.

Pero el principal problema hoy con este contrato es la aplicación de la liberalización de los precios de las diferentes compañías,  y de la auditoría energética realizada a principios de 2012

Auditoría Lumínica de la ciudad de Zamora

Las Auditorías se realizaron en todas las ciudades de España y en muchos pueblos. En los últimos a través del Proyecto Duero-Douro, que se encarga posteriormente de acometer los cambios de luminarias para que el consumo baje.

En el caso de Zamora la Auditoría se contrató a mediados del año 2011. Se presentó por el Equipo de Gobierno en enero de 2012. Más de dos años y medio, y todavía el pliego de condiciones para llevarla a cabo no ha visto la luz
¿Es importante aplicarla de inmediato?

Pues a tenor de los resultados que da, sí. Se trata de ahorrar el 50% del consumo y, en consecuencia, de la facturación. La Auditoría dice que el Ayuntamiento gastaba en el consumo público algo más de 910.000€. Hoy supera el millón. El Objetivo es cambiar la mayoría de los puntos de luz por bombillas de bajo consumo, y con ello se lograría reducirlo de 7.691.786 kwh/ año a 3.861.690 kwh/ año. Es decir, el consumo bajaría un 50% y la facturación caería a la mitad. El ahorro por lo tanto para el Ayuntamiento sería de casi 500.000€.

El coste del cambio de bombillas y las obras necesarias para ello costarían 3.242.336€ que el Ayuntamiento no pagaría.

Pagaría la empresa a la que se contratara el alumbrado

Por supuesto las empresas no hacen nada gratis. Los ayuntamientos para llevar a cabo las inversiones millonarias que genera la aplicación de las auditorías energéticas han ideado la siguiente estrategia:

·     Sale a licitación el contrato global de suministro de energía, al que ahora pueden optar las grandes empresas del sector ofreciendo precios a la baja y teniendo en cuenta que el Ayuntamiento es un gran consumidor. Como hemos dicho, más de un millón al año más el IVA correspondiente. El precio sería una estimación del coste actual.

·    En el mismo contrato se integra el mantenimiento de toda la red pública. Es el contrato que en estos momentos está caducado desde el año 2008, y que tiene un coste actual de unos 550.000€.

·         A la vez, se integra como gasto para la propia adjudicataria la inversión del cambio de lámparas a bajo consumo; es decir, los 3.242.336€.

Como el contrato en este caso se haría por 10 años, la empresa adjudicataria se resarciría de la inversión realizada en los primeros años con el cobro de la luz a precios de hoy, y con una estimación del consumo también a día de hoy.

Es evidente que el cambio de lámparas hará que el consumo y la facturación desciendan paulatinamente en esos diez años hasta llegar a la mitad. Sin embargo, el Ayuntamiento durante esos diez años pagará como si no se hubieran cambiado las lámparas. La diferencia es lo que saca la empresa para resarcirse de la inversión adelantada.

Los ayuntamientos no tienen financiación suficiente.

No tienen un duro y tampoco pueden pedir créditos bancarios si ello supone elevar el tope legal de endeudamiento que permiten las leyes del Gobierno de España. Esto provoca que los ayuntamientos tengan que ponerse en manos de empresas privadas. Si además conlleva comprar maquinaria o vehículos, el sistema es que lo adelante la empresa y después se vaya amortizando año a año. En definitiva, son las empresas las que hacen de entidades financieras prestando el dinero a los ayuntamientos.

Eso ocurre en el contrato de autobuses y en el de basuras fundamentalmente. También en la aplicación de la auditoría energética.
La Alcaldesa anunció en enero de 2012 que no le costaría un euro a los zamoranos y que la empresa invertiría gratis total los 3.242.336€. Ahora ya entendemos que de gratis nada, y mucho menos si viene de empresas privadas.

El porqué de las auditorías.

La Auditoría del Ayuntamiento de Zamora expone los motivos de la siguiente manera:

Actualmente, nuestro país presenta diversos problemas en materia energética: alta dependencia energética del exterior, predominio de los consumos de combustibles fósiles, altos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero, elevado coste de los productos energéticos, déficit de tarifas, etc.

Para solventar estos problemas, la eficiencia se constituye como uno de los mejores y más económicos medios para reducir nuestra dependencia energética, al contribuir a una mejora del medioambiente, y fortalecer y mejorar la competitividad de las empresas y administraciones públicas al reducir sus costes de funcionamiento y operación.

Uno de los principales consumidores de energía, tanto eléctrica como térmica, son las Administraciones Públicas, debido al gran número de instalaciones (colegios, hospitales, alumbrado público, etc.) que gestionan, operan y mantienen. Dentro de las administraciones públicas destacan los más de 8.000 municipios existentes que gestionan y mantienen las instalaciones de alumbrado público. Dichas instalaciones se estima que
consumen más de un 3% del total de la energía eléctrica consumida en todo el país.

A finales de 2008, el Parlamento Europeo aprobó el triple objetivo “20-20-20”. Consiste en reducir para 2020, respecto a los niveles de 1990, un 20% el consumo de energía primaria de la Unión Europea y otro 20% las emisiones de gases de efecto invernadero; y elevar la contribución de las energías renovables al 20% del consumo

Gastos de energía eléctrica actuales

Los datos anteriores a la Auditoría energética aumentaban algo el coste por servicio. La distribución es la siguiente:

Los servicios generales 101.800€; fuentes públicas 36.700€; Colegios públicos 55.700€; semáforos 17.700; deportes 117.000; alumbrado público 669.200; Mercado de Ganado 1.125; Mercazamora 13.400€; Mercado de Abastos 9.500€; Teatro Principal 2.600€; Asociaciones de Vecinos 776€; contratos eventuales (fiestas y ferias en la calle, generalmente) 6.600€.

IU considera que el suministro de energía no puede municipalizarse. Tampoco el suministro y colocación del material de bajo consumo que anunciamos en este artículo. Por el contrario, sí es posible la gestión directa en el mantenimiento de todo el sistema.

Si el Partido Popular sacara este servicio a concurso en los próximos meses, exigiríamos la subrogación de todos los trabajadores