google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: Izquierda Unida critica la mala gestión de los equipamientos públicos por parte del Ayuntamiento. Google+

5 de septiembre de 2014

Izquierda Unida critica la mala gestión de los equipamientos públicos por parte del Ayuntamiento.

Pese a que la cantidad de equipamientos públicos de la ciudad es buena, la gestión de los mismos es pésima: muchos edificios sin uso, otros con un uso muy reducido o con escasa rentabilidad social, pago de alquileres privados, zonas verdes abandonadas, etc.

El Grupo Municipal de IU lleva 129 colaboraciones en El Día de Zamora. Hemos tocado todos los temas. Nos hemos comprometido con y para el futuro. Somos fiables en el sentido de que los zamoranos saben lo que proponemos y lo que vamos a hacer. Los difíciles tiempos actuales no están para experimentos municipales, sino para cambios tranquilos de equipos y políticas. Izquierda Unida es un Grupo con programa, con trayectoria y con historia frente a la imprevisibilidad de otros. Izquierda Unida no es una marca blanca, sino un partido con trabajo, con posición y referentes.

Y por eso queremos dar nuestra posición sobre los espacios púbicos, con especial referencia a los equipamientos y zonas verdes.

El Plan General de Ordenación Urbana de 2011 nos hace una relación de ellos. Respecto de los equipamientos, no se incluyen todos; faltan por ejemplo los colegios públicos y los recientes centros de interpretación.

En todo caso, hay que decir que Zamora es una ciudad que tiene más del doble del estándar que marca la Ley del Suelo como mínimo. Los estándares vienen regulados por el Decreto 123/2012, de 3 de julio. Tanto en equipamientos como en zonas verdes la Ley del Suelo marca el mínimo de 5 m2 por habitante. En estos momentos Zamora tiene algo más de 10 m2 de equipamiento por habitante y más del triple respecto de zonas verdes. Hay que señalar también que en los nuevos desarrollos urbanísticos es del 15% en zonas verdes.

A nuestro juicio, no hay un problema de cantidad sino de gestión de lo que tenemos. No por tener más se tiene más calidad urbana. Se trata en definitiva de tener, pero sobre todo de mantener y usar lo que se tiene. La idea general es que Zamora tiene espacios públicos suficientes, pero mal gestionados

Los equipamientos públicos en Zamora

Como hemos dicho, el estándar se cumple y Zamora tiene más metros por habitante de los establecidos en la Ley. Pero también hay que decir que existen muchos edificios sin uso, y otros con un uso muy reducido y con escasa rentabilidad social. A todo ello añadimos el hecho de los alquileres de edificios privados para oficinas públicas, o el hecho de que el INSS promueva edificios de oficinas en el Alto de los Curas sin que nadie en la Subdelegación del Gobierno haya dado una explicación.

Edificios con escaso o nulo uso

En la relación que se hace de equipamientos en el Plan de Urbanismo, se incluye la Antigua Cárcel, con 25.000m2 y completamente abandonada; el Antiguo Mercado de Ganado en Los Llanos, con 32.000 m2 también sin uso; o el Edificio del Antiguo CEI, con más de 24.000 m2 y la mayoría de sus plantas en altura sin utilidad.

Por eso una cosa es cumplir los mínimos que marca la Ley en equipamientos y otra que realmente se dé un uso intensivo a los edificios que se tienen.

En el caso del Ayuntamiento, se incluyen tan sólo los 896 m2 de oficinas en el Ayuntamiento nuevo y las 325 m2 del viejo. No se incluyen los llamados centros de interpretación prácticamente sin uso, especialmente el de Valorio.

Naturalmente tampoco se incluyen los 1.500 m2 de oficinas alquiladas en el Antiguo Centro Médico. Los ciudadanos no pueden entender que existiendo inmuebles públicos sin uso se alquilen oficinas privadas. Primero en Los Momos y ahora en la calle Santa Ana. Desde 1996, el Ayuntamiento ha gastado en alquileres de oficinas cuatro millones y medio de euros, cantidad suficiente para hacer un edificio propio.

Tampoco se incluyen todos los edificios de Renfe/Adif, con protección en el Plan de Urbanismo y completamente abandonados. O las decenas de hectáreas que rodean el Instituto Alfonso IX, retomadas ahora por la Diputación Provincial para hacer un campo de golf, cuando podrían significar el inicio de un gran Centro Tecnológico Agrario y Alimentario en torno al Campus y el Instituto que acogen estas enseñanzas.

El INSS en el Alto de los Curas

¿Qué pinta el INSS promoviendo 300 viviendas de venta libre en el Alto de los Curas? Pero lo que es más grave, ¿por qué está promoviendo allí un edificio de oficinas? Es una contradicción que tendrá que explicar la Subdelegada del Gobierno. El INSS tiene sus propias oficinas en el centro, y en todo caso, si existen edificios públicos ya hechos no puede admitirse inversiones en obra nueva.

Insistimos: en Zamora no hay que hacer edificios públicos nuevos, sino racionalizar lo que hay. Sobraba el Palacio de Congresos ante la inversión en el Ramos Carrión; y qué decir sobre ese engendro que llaman “Cúpula de la Tecnología” en Villagodio, más propia de la borrachera del boom inmobiliario que de la racionalidad que debe presidir todas las inversiones públicas.

El estándar de las viviendas de promoción pública

Durante los años del boom del ladrillo el mínimo de viviendas de promoción pública se mantuvo en el 10% del total de viviendas a realizar en cada promoción de planes parciales. Finalizada esta época, y cuando la construcción se venía abajo, se subió al 30% que es el porcentaje que se mantiene en el Plan de Urbanismo.

Nuestro Grupo pedía insistentemente que el porcentaje se subiera al 80% que permite la Ley. Se perdió una gran oportunidad. La vivienda es un bien de primera necesidad y elevar el número de vivienda de protección oficial hubiera supuesto parar la burbuja inmobiliaria de precios descontrolados. Los ayuntamientos pueden y deben controlar el mercado de la vivienda libre si promocionan la oferta de este tipo de viviendas.

Ahora con el paro galopante y el empobrecimiento de la sociedad, la vivienda incluso la de promoción pública ha pasado a ser un artículo de lujo. Los ayuntamientos y las Comunidades deben pensar en la rehabilitación de viviendas más que en la construcción. El pasado nos ha dejado un stock de viviendas en manos de los bancos que el Estado debería expropiar.

La gestión de zonas verdes

Zamora tiene el triple del mínimo marcado por la Ley por incluir los dos grandes espacios verdes: Valorio y las márgenes del Duero.

Valorio, el gran pulmón de Zamora, no es ni sombra de lo que era hace años. Tiene la catalogación por parte de la Junta de Castilla y León de “zona natural de esparcimiento”, lo que debería conllevar una línea de subvenciones por parte de la Junta para su conservación. Valorio es un desastre a pesar de los 3,6 millones invertidos en los últimos años.

En cuanto a las márgenes del Duero,  la Isla de las Pallas es el espacio que hay que  regenerar urgentemente. Tiene una dotación de agua de riego con una inversión de 250.000€ en su día que nunca funcionó. Hay que aprovechar la instalación, arreglarla y regenerar toda la Isla con una plantación masiva de arbolado. Recordar que se dejaron secar miles de árboles en las plantaciones de 2003, que por supuesto se pagaron.

Respecto de los parques urbanos, el PP ha destruido varios en el centro y Casco Histórico. Los nuevos, como el de Las Viñas, tienen un arbolado muy pobre. Se siguen haciendo parques infantiles dónde todavía no hay niños, caso de El Rincón de Valorio, el Alto de los Curas y otros.

La poda que se realiza de los 5.000 árboles urbanos es insostenible técnicamente. Se desmochan de una manera intolerable.

En resumen: Zamora está por encima del mínimo en equipamientos y zonas verdes, pero el PP no aprovecha la ventaja. Edificios sin uso o con uso escaso, pago de alquileres privados y Valorio abandonado a su suerte.