google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: IU propone que se pongan de forma inmediata las tapas de alcantarillas que faltan en San Frontis y que se haga un repaso general a todas las de la ciudad para que se anclen bien para evitar ruidos al paso de los coches Google+

10 de junio de 2014

IU propone que se pongan de forma inmediata las tapas de alcantarillas que faltan en San Frontis y que se haga un repaso general a todas las de la ciudad para que se anclen bien para evitar ruidos al paso de los coches

AYUNTAMIENTO. MANTENIMIENTO

En la Comisión de Protección Ciudadana del próximo miércoles, el Grupo de IU solicitará que de forma urgente se coloquen nuevas tapas de alcantarillas en el Barrio de San Frontis. Como se recordará hace unos días vecinos del Barrio denunciaron el robo de dichas tapas, lo que supone un verdadero peligro tanto para coches como para peatones.

A día de hoy dichas alcantarillas permanecen aún señalizadas con conos, pero la situación es francamente peligrosa. No es de recibo que los días vayan pasando cuando es un asunto que tiene un coste económico reducido.

Por otra parte, insistiremos que el Ayuntamiento haga un repaso a la fijación de todas las tapas de alcantarilla de la ciudad y especialmente del centro. Es muy frecuente que esas tapas vayan perdiendo la goma que tienen alrededor para amortiguar los ruidos al paso de los coches y que el sonido se haga insufrible para muchas viviendas próximas a esas alcantarillas. 

IU ha denunciado repetidamente esta situación que se da en el entorno del Mercado de Abasto, en Príncipe de Asturias y otras muchas calles. La pérdida de estas gomas que amortiguan los ruidos en ocasiones tiene que ver con la apertura de las tapas para echar desinfectantes, con lo que las gomas se desprenden y no se vuelven a colocar, o se colocan mal

Por lo que se refiere al robo, se propondrá igualmente que se intensifique la vigilancia, tanto en las calles como en los lugares donde se sospeche que se puedan vender.

Propuestas concretas, que afectan a los ciudadanos, y de bajo coste para el Ayuntamiento que ayudarían a hacer la vida de la ciudad más confortable