google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: La Alcaldesa reconoce que el Ayuntamiento de Roales tenía razón después de pretender cobrar el saneamiento por vía ejecutiva Google+

30 de abril de 2014

La Alcaldesa reconoce que el Ayuntamiento de Roales tenía razón después de pretender cobrar el saneamiento por vía ejecutiva

AYUNTAMIENTO. ROALES

El Ayuntamiento ha tenido que dar marcha atrás en su pretensión de querer abrir la vía ejecutiva en el cobro de la deuda del saneamiento de Roales. El Ayuntamiento en estos momentos ha judicializado el asunto y le reclama a Roales más de DOS MILLONES al margen de la deuda que se prorrateó a 10 años. En suma, el Ayuntamiento abrió la vía judicial para el cobro.

De forma sorprendente, en paralelo el Ayuntamiento y su Alcaldesa abrieron la vía ejecutiva para ese cobro, lo que quiere decir que a la vez que se entablaba un conflicto judicial, el Ayuntamiento de Zamora pretendía cobrar embargando los bienes del Ayuntamiento de Roales. Craso error que deja en muy mal lugar a la Alcaldesa Rosa Valdeón que demuestra con ello el caos en el que se mueve el Ayuntamiento.

No ha tenido más remedio la Alcaldesa que darle la razón al Alcalde de Roales en el recurso administrativo que realizó de forma inmediata. En concreto en la contestación se dice que:

“Debe estimarse el recurso sin entrar en las cuestiones de fondo planteadas dado que:

1.    El objeto procesal del Procedimiento Ordinario interpuesto es coincidente con el que se está tramitando en el Juzgado…y la vía administrativa se refiere a la misma cuestión, es decir, la reclamación del pago”.

2.    Que conforme a lo anterior y puesto que el demandado es un ayuntamiento al igual que el demandante, no es posible acudir a la vía ejecutiva sin que previamente se haya declarado el incumplimiento del Convenio por la vía judicial.”

En definitiva un error de bulto de Rosa Valdeón que le da aire al Alcalde Roales. Es evidente que no puede coexistir la vía judicial, necesaria en este caso, con la vía ejecutiva y de apremio sobre un ayuntamiento.

La deuda de Roales supera los 5 millones en estos momentos. De ellos 3 se prorratearon a 10 años. Lo que es evidente es que el Ayuntamiento de Zamora no cobrará ni de lejos esa cantidad de un Ayuntamiento que apenas llega al medio millón de euros de presupuesto. Roales no cumple con sus obligaciones de cobrar a las empresas de su término municipal y, por desgracia, los ejercicios van prescribiendo. El hecho de que los zamoranos estén pagando la depuración de todas las empresas contaminantes de Roales debería avergonzar a todos los mandatarios del PP que se lavan las manos uno tras otro en este tema.